Páginas

17 de febrero de 2010

Miserere mei Deus



Miserere mei Deus, Gregorio Allegri
The University of Utah Singers 
Director, Brady Allred 


Músico italiano nacido en Roma, Allegri era un modesto cantante y compositor del coro de la iglesia del Santo Espíritu, en Roma, hasta que, en tiempos de Urbano VIII, ingresó en la capilla papal para la cual compuso su famoso "Miserere mei Deus", una obra un tanto anticuada para lo que era la música eclesiástica católica de principios del siglo XVII, en la que alternan el canto llano con pasajes corales y algunos versos que eran destinados a un grupo de cuatro solistas, cuya voz superior debía alcanzar sonidos muy agudos, toda una rareza en este período.
Desde su composición, estos pasajes de virtuosismo, el verdadero valor agregado de este salmo penitencial, fueron de uso exclusivo del coro papal. La partitura de Allegri nunca había sido publicada, nadie tenía acceso a ella y había amenazas de castigos severos para aquellos que la extrajeran de la capilla, la divulgaran o, mucho peor, la editaran.
Se comentaba que sólo habían recibido una copia el Emperador Leopold I, el Rey de Portugal y el padre Martini. Pero en la Semana Santa de 1770, más de un siglo de exclusividad y secretos se perdieron para siempre. Viniendo desde Florencia, llegaron a Roma, Leopold y Wolfgang Mozart. El muchacho, que tenía sólo 14 años, fue llevado a la Basílica de San Pedro a escuchar al coro y a su célebre y enigmático "Miserere". Sin lápiz ni papel y sin más recursos que su oído, su asombrosa capacidad y su memoria descomunal, Wolfgang se retiró de la iglesia y pudo escribir uno a uno todos los pasajes para el cuarteto de solistas. El misterio desapareció, pero Allegri logró la posteridad, mucho más por la tantas veces recordada hazaña milagrosa de Mozart que por las virtudes del mismo "Miserere".

Pablo Kohan

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada