9 de julio de 2014

Emanuele Rincón d'Astorga




Emanuele Rincón d'Astorga 1680-1751[1757]

Stabat Mater para Solistas, Coro y Orquesta:

1. Stabat mater dolorosa
2. O quam tristis et afflicta
3. Quis est homo, qui non fleret
4. Eia mater, fons amoris
5. Sancta mater, istud agas
6. Fac me tecum pie flere
7. Virgo virginum praeclara
8. Fac me plagis vulnerari
9. Christe quam sit hinc exire

Ghislieri Choir & Consort
Giulio Prandi

Emanuele Rincon d’Astorga, nació el 20 de marzo de 1680 en Augusta (Sicilia), Reino de Nápoles, que a la sazón pertenecía a la Corona española; y murió en Madrid probablemente en 1757. Perteneció a una familia noble española que se instaló en Palermo.
Es conocido por su Stabat Mater, compuesto en 1707 y por sus cantatas, de las cuales han llegado a nuestros días 170.
Fue apreciado en su época no sólo por sus dotes de compositor, sino también por sus dotes como literato. En 1726 escribió y publicó un libro de doce cantatas en el que expresa la teoría de la relación entre el sonido, el ritmo y la melodía respecto a la palabra cantada.
Su primera ópera, La Moglie Nemica (La Esposa Enemiga) fue estrenada en una función privada en Palermo el año 1698.
Un tiempo más tarde discutió con su padre y dejó la ciudad donde residía para refugiarse en Roma, en casa del embajador español, donde conoció al poeta Sebastiano Biancardi, cuyas Rime (1732) contienen información sobre el Barón.
En Génova, ambos fueron robados y escribieron la ópera Dafini para obtener algo de dinero. Dafini fue estrenada con gran éxito en el Teatro Sant'Agostino. Fue representada también en otros teatros eurpeos.
Después de sus aventuras y bajo un nombre falso, Astorga fue convocado en Barcelona por el rey español Carlos III, quien era un gran estusiasta de su música; enviándolo más tarde a Viena para que trabajase como músico de la corte. 
En la segunda mitad del año 1715 regresó a Palermo para reclamar su herencia después de la muerte de su padre en 1712, llegando así a ser Barón.
Dos años más tarde llegó a ser senador de Palermo y fue nombrado governador del Ospedale degli Incurabili, siendo éste un modo de contribuir y participar en la vida cultural de la capital siciliana. Estuvo entre los fundadores de la Accademia del Buon Gusto y fue uno de los directivos del Teatro Santa Cecilia.
Se casó con Emanuela Guzzard, con quien tuvo tres hijas: Giovanna, Felicia y Maria. Pero la vida familiar duró poco, pues  en 1721 se volvió a marchar de Sicilia, tras haber gastado la dote de su esposa.
Fue posteriormente a Lisboa y al parecer pasó por Londres de camino a Bohemia. En 1744 sus tierras fueron vendidas para pagar las deudas de su esposa. 

Sus aventuras y viajes inspiraron a artistas como Johann Joseph Abert, quien compuso Astorga, ópera basada en su vida.

5 de junio de 2014

Je prens en gré la dure mort





Edigius Kwartet

Je prens en gré la dure mort
Pour vous madame,
Pour vous madame par amour,
Navré m'avez mais à grant tort
Dont de brief,
Dont de brief fineray mes jours.

La chose me vient à rebours,
Souffrir si tost la mort amère,
O dure mort,
O dure mort que faictes vous?
Mourir me faut, c'est chose claire.

..................................................................................................................................

De buen grado acepto la dura muerte
por vos, señora, por amor.
Vos causasteis mi herida, gran injusticia fue
por la que pronto veré el fin de mis días.

Las cosas marchan cabeza abajo:
¿sufrir tan pronto muerte amarga?
Oh dura muerte, ¿qué hacéis, pues?
Pues he de morir, sin duda.

..................................................................................................................................

Thomas Crecquillon, compositor renacentista de la Escuela francoflamenca

Se desconoce el lugar y la fecha de nacimiento, aunque se supone que fue hacia 1505 en los Países Bajos. Probablemente murió en 1557 en de Béthune durante la epidemia de peste que sufrió esta ciudad, aunque tampoco estos datos se saben con certeza.
Perteneció a la capilla musical del emperador Carlos V, aunque se discute si con la categoría de maître de chapelle o simplemente como cantor, pues los documentos de la época proporcionan datos contradictorios. Posteriormente, parece haber ocupado distintos cargos en Dendermonde, Béthune, Lovaina y Namur. A diferencia de casi todos los compositores de su tiempo, no parece haber abandonado nunca su región natal para viajar a Italia o a otras partes de Europa.

La música de Crecquillon gozó del aprecio de sus contemporáneos. Muestra un refinamiento armónico y melódico que prefigura el estilo polifónico que culminará con Palestrina. Escribió doce misas, más de cien motetes y unas doscientas chansons. Como en el caso de la obra que nos ocupa, –la cual tomó como modelo para componer su Missa Je prends en gré– estilísticamente, usó la imitación; a menudo al estilo de Josquin des Prés, especialmente en su música sacra, siguiendo la tendencia de sus contemporáneos de componer obras muy elaboradas desde el punto de vista de la imitación y la polifonía. A diferencia de Josquin, sin embargo, Crecquillon raramente persigue efectos dramáticos y prefiere que su música sea siempre suave.

Sus chansons seculares se diferencia de las de sus contemporáneos por el uso de la imitación. Las chansons de Crecquillon sirvieron de modelo para el desarrollo posterior de la forma instrumental conocida como canzona. Muchas de sus chansons fueron arregladas para instrumentos, especialmente para laúd.

Los impresores Pierre Phalèse (de Lovaina) y Tielman Susato (de Amberes) publicaron buena parte de la obra de Crecquillon y de otros compositores contemporáneos.
........................................................................................................................................

Je prens en gré la dure mort, chanson
Cuatro versiones:



I. Thomas Crecquillon. Superius et tablature (soprano, harpa y laúd)
II. Antonio de Cabezón. Instrumental embelli par diminutions (bombardas y fagotes)
III. Jacobus Clemens non Papa. Chanson polyphonique à 4 (choeur seul)
IV. Antonio de Cabezón. Instrumental embelli par diminutions (consort de flautas de pico)

I. II. y IV.
Doulce Memoire
Clara Coutouly, soprano
Denis Raisin-Dadre, dirección

Album "Antonio de Cabezón: Obras De Musica", 2013 Ricercar

III.
Huelgas Ensemble
Paul Van Nevel, direction

Album "Jacob Clement", 2012 Deutsche Harmonia Mundi

3 de junio de 2014

Violoncello da spalla




Johann Sebastian Bach, Sinfonia 6 en Mi M BWV 792
Interpretado por Sergey Malov (violin, viola and violoncello da spalla)

El violoncello da spalla o violonchelo de brazo es un violonchelo pequeño de hombro, usado por algunos compositores como J. S. Bach quien lo utilizó para sus Cantatas de Leipzig, que en su versión de cinco cuerdas. Sirve además para interpretar su Suite para violonchelo solo n.º 6. Algunos investigadores creen que las 6 suites para violonchelo solo en realidad estuvieron creadas para este instrumento.

Existen otras terminologías para denominar este instrumento como violoncello, piccolo violón, bassetto, viola da spalla, viola di collo, violón da gamba, etc.

El violoncello da spalla se creó para que fuera interpretado por violinistas (poco expertos en la interpretación da gamba, con el instrumento en vertical y sujeto entre las piernas) ya que se interpretaba colocado sobre el hombro y el pecho, y tenía un tamaño mayor al de la viola actual.
Datos existentes sugieren que da spalla era la forma predominante de tocar este cello en aquella época. No obstante, hay indicios de que también se podía tocar sosteniéndolo entre las piernas. Incluso Leopold Mozart en 1756, mencionó que en su día se tocó violoncello también entre las piernas y el teórico A.Adlung, que conoció a Bach cuando tenía 18 años equipara viola da spalla con el violoncello.
Fue una curiosidad cuando se presentó en la segunda mitad del S. XVII, al parecer en los alrededores de Bolonia y lo sigue siendo hoy día. Seguramente nunca se convertirá en un instrumento común y puede que resulte difícil hacerlo sonar, pues requiere que el intérprete posea tanto una habilidad técnica formidable como musicalidad para tocarlo. Pero debido a su afinidad con el violín y el violonchelo y gracias a la música escrita para este instrumento, saldrá a la superficie de vez en cuando y siempre habrá un pequeño grupo de solistas lo suficientemente curiosos para seguir explorando qué más se puede hacer en música.

A continuación, Dmitry Badiarov hace una demostración de como funciona este instrumento:



Fuentes:
Badiarov Violins
Wikipedia

21 de abril de 2014

Concerti Armonici





Conde Unico Van Wassenaer (1692-1766)
Sei Concerti Armonici

The Amsterdam Baroque Orchestra
Ton Koopman

Concerto nº 1 in G major
1. Grave
2. Allegro
3. Un poco andante
4. Allegro

Concerto nº 2 in B flat major
5. Andante
6. Presto: da capella
7. Adagio affettuoso
8. Allegro moderato (mezzo forte)

Concerto nº 3 in A major
9. Grave sostenuto
10. Da capella
11. Largo-Andante
12. Vivace

Concerto nº 4 in G major
13. Largo
14. Da capella (non presto)
15. Largo affettuoso
16. Allegro

Concerto nº 5 in F minor
17. Adagio: largo
18. Da capella
19. Con sordino
20. A tempo giusto

Concerto nº 6 in E flat major
21. Affettuoso
22. Presto
23. Vivace


El conde Unico Wilhelm van Wassenaer (Delden, Holanda, 2 de noviembre de 1692 — La Haya, 9 de noviembre de 1766) fue un diplomático y compositor holandés. Su obra más importante fueron los Concerti Armonici que durante mucho tiempo fueron atribuidos a Pergolesi.
Van Wassenaer estudió leyes y otros cursos en Leiden. En 1723 contrajo nupcias con Dodnea Lucía van Goslinga, con quien tuvo tres hijos.

Entre 1725 y 1740, escribió los Concerti Armonici, pero no los publicó en su propio nombre, quizá porque era noble o porque dudaba de su habilidad como compositor. Los conciertos fueron publicados en 1740, por el violinista y compositor italiano Carlo Ricciotti, a quien fueron atribuidos dichos conciertos en un principio. Es por ello que Van Wassenaer ha sido llamado el compositor misterio.
El compositor polaco Franciszek Lessel atribuyó erróneamente estos conciertos a Pergolesi. Dado que su estilo es italiano, armados de acuerdo a la moda romana, con cuatro partes para violín en lugar de tres partes como era común en la escuela veneciana, siendo composiciones comparables a las de Giovanni Mossi o de Pietro Locatelli.
Sin embargo, en 1979 fueron descubiertos en los archivos del castillo de Twickel, lugar de nacimiento de Van Wassenaer, manuscritos de los seis conciertos, titulados Concerti Armonici. Aunque la escritura no era de Van Wassenaer, incluían una introducción de su puño y letra que decía Partituras de mis conciertos impresas por el Sr. Ricciotti. De acuerdo con las inevstigaciones hechas por Albert Dunning, no hay duda de que los Concerti fueron escritos por Van Wassenaer.

Cita del prólogo del compositor encontrada por Dunning: 

Partitura de mis conciertos, impresa por el Signor Ricciotti. Estos conciertos fueron compuestos en diferentes momentos entre 1725 y 1740. Cuando estuvieron listos, yo los llevé a la reunión musical organizada en La Haya por el Sr. Bentinck, yo y unos señores extranjeros. Ricciotti interpretó el primer violín. Después le permití hacer una copia de los conciertos. Cuando los seis estuvieron listos, me pidió permiso para imprimirlos. Tras mi negativa pidió ayuda a Bentinck y finalmente acepté, con la condición de que mi nombre no apareciese en ninguna parte de la copia y que se pusiera su nombre a la misma, como hizo. Bentinck quiso que se añadiera una dedicatoria a mí, a lo cual me negué totalmente, por lo que pidió a Ricciotti que la dedicatoria se la hiciera a él. De esta manera, estos conciertos se publicaron en contra de mis deseos. Algunos de ellos son tolerables, algunos mediocres, otros malísimos. Si no hubieran sido publicados, quizá habría corregido los errores, pero otro asunto no me ha dejado tiempo libre para divertirme con ellos y habrían causado ofensa al editor.

Concerti Armonici se encontraban entre las obras que sirvieron de base para el ballet Pulcinella de Igor Stravinsky, cuando estas obras aún estaban consideradas como de Pergolesi.

Aparte de Concerti Armonici, también fueron descubiertos en la década de1990 tres sonatas para flauta y bajo continuo.



Fuentes:
Wikipedia
Baroque Composers and Musicians

25 de marzo de 2014

¿Con qué la lavaré?





¿Con qué la Lavaré?
Juan Vásquez (c.1510 - desp.1560)
Recopilación de sonetos y villancicos a cuatro y a cinco voces, Sevilla, 1560.
Intérprete: La Colombina

Texto:

¿Con qué la lavaré
la tez de mi cara?
¿Con qué la lavaré
que bivo mal penada?

Lávanse las galanas
con agua de limones;
lávome yo, cuitada,
con ansias y pasiones.

¿Con qué la lavaré? de Juan Vásquez, es un villancico de inspiración bucólica cargado de todo el simbolismo de la poesía popular de su tiempo (por ejemplo, la referencia al agua de limones, siendo los cítricos considerados como afrodisíacos en ésta época).

Las principales formas musicales profanas en la España del siglo XVI, también conocido como Siglo de Oro, son el Villancico y el Romance. Podemos definir el Villancico como una composición estrófica en la que se suceden estribillo y coplas, mientras que el romance está compuesto de estrofas de cuatro versos, cada uno con su cadencia, generalmente construído de forma silábica en relación a la música. El Romance estuvo muy de moda en el siglo XV, y aunque algo menos durante el siglo XVI, se encuentran ejemplos del mismo a lo largo de todo el siglo en las distintas recopilaciones.
Una variante de la forma villancico la hallamos en la Canción, que difiere de éste en el número de versos, así como en la utilización de recursos expresivos tales como la utilización de un cantus firmus o el contrapunto imitativo.

Juan Vásquez (c. 1510, Badajoz - después de 1560, Sevilla), fue un sacerdote y compositor español del Renacimiento. A pesar de ser extremeño, se le considera vinculado al grupo de los compositores renacentistas andaluces, entre los que encontramos a compositores tan conocidos como Francisco Guerrero o Cristóbal de Morales. Se le conoce principalmente por su obra profana compuesta de villancicos, canciones y sonetos (madrigales), y por la única obra religiosa que ha llegado hasta nosotros, su monumental Agenda defunctorum.

Todas las obras que han sobrevivido de Juan Vásquez se encuentran publicadas en tres libros editados en Andalucía:

- Villancicos y canciones a tres y a cuatro (1551).
- Agenda defunctorum (1556).

[Lectio I, II & III (Agenda Defunctorum)] 


- Recopilación de sonetos y villancicos a cuatro y a cinco voces (1560).

Posiblemente escribió más libros de los que no ha sobrevivido ningún ejemplar, como se desprende del soneto escrito por el licenciado Alonso de Barrera elogiando a Juan Vásquez y su música:

Y deste, imaginar y concertalla
Juan Vásquez tanta parte y tal alcanza,
qual muestran muchos libros que ha compuesto.

A diferencia de otros compositores también sacerdotes, Vásquez publicó sus obras de argumento profano, incluyendo obras de tema amoroso, sin convertirlas a lo divino. Algunos de los textos de sus obras se deben a conocidos poetas y literatos de la época, como Juan Boscán, Garcilaso de la Vega, Gil Vicente o el Comendador Escrivá. Otros, por el contrario, se basan en textos poéticos y refranes de carácter popular. Además, gran parte de sus villancicos están construidos sobre melodías populares.



En estas composiciones de temática profana, Vásquez hereda la tradición de los villancicos y romances de carácter popular de finales del siglo XV, como los popularizados por Juan del Encina o Francisco de la Torre, pero iniciando una paulatina evolución hacia el madrigal italiano.

Belarmo

13 de marzo de 2014

Con amores, la mi madre




Juan de Anchieta (c.1462 - 1523)
Cancionero Musical de Palacio - (S. XV/XVI)

The Sixteen
Harry Christophers

Partitura

Con amores, la mi madre,
con amores m´adormi.

Así dormida soñaba,
lo qu´el corazón velaba,
Qu´el amor me consolaba,
Con mas bien que merecí.

Adormecióme el favor,
Que amor me dió con amor,
dió descanso a mi dolor,
la fe con que le serví.

Juan de Anchieta (Azpeitia (Guipúzcoa), ca. 1462 - Azpeitia, 30 de julio de 1523), sacertote y compositor español del Renacimiento.
Fue cantor en la capilla real de Isabel la Católica (1489-1495), maestro de capilla de su hijo, el príncipe Juan (1495-1497) y —tras la muerte de Isabel en 1504— capellán y cantor de su hija Juana la Loca. Anchieta viajó a Flandes como miembro del séquito de Juana y también pasó por Inglaterra durante el viaje de vuelta en 1506 junto con la capilla de su marido, Felipe el Hermoso, a la que pertenecían compositores tan prestigiosos como Pierre de la Rue y Alexander Agricola. Por una declaración de Carlos V de 1519 se sabe que Anchieta dejó de servir a Juana en Tordesillas ese año debido a la avanzada edad del músico, y poco después se retiró.
La presencia significativa de obras de Anchieta en un manuscrito de la Catedral de Segovia, que contiene abundante repertorio franco-flamenco, indica no sólo el liderazgo de Anchieta entre los compositores españoles de música religiosa de la época, sino también que probablemente sus conexiones internacionales podrían remontarse a un período anterior a su contacto con la capilla flamenca de Felipe el Hermoso. Aunque se supone que durante los años en que estuvo al servicio de las capillas palaciegas debió de componer un número de obras mucho mayor, hoy en día solamente pueden atribuírsele con certeza las dieciséis composiciones que aparecen en los manuscritos asociadas con su nombre. Gracias al Cancionero de Palacio, la recopilación del repertorio musical de la capilla real copiada aproximadamente entre los años 1500 y 1520, han llegado hasta nosotros cuatro obras polifónicas atribuidas a Juan de Anchieta, todas ellas compuestas a partir de poemas en lengua castellana. Tres de estas obras presentan la forma del villancico: una de ellas, la que comienza con el verso Con amores, la mi madre, aparece compuesta a cuatro voces, mientras que las otras dos, Doncella madre de Dios y Dos ánades madre, figuran como obras a tres partes. Junto a ellas aparece también en este cancionero una cuarta obra supuestamente compuesta por Anchieta: el romance a cuatro voces En memoria d’Alixandre. El resto de la producción musical de Juan de Anchieta corresponde al repertorio litúrgico y consiste tres misas, dos Magnificat, cuatro pasiones, alrededor de catorce motetes (algunos de atribución dudosa) y cuatro obras en castellano. 

Versión instrumental del villancico.



Ensemble Accentus
Thomas Wimmer.

El Cancionero de Palacio (Madrid, Biblioteca Real, MS II - 1335), llamado a veces Cancionero Musical de Palacio (CMP) y también conocido como Cancionero de Barbieri, es un manuscrito español que contiene música del Renacimiento. Las obras que posee están recopiladas durante un periodo de unos cuarenta años, desde el último tercio del siglo XV hasta principios del XVI, tiempo que coincide aproximadamente con el reinado de los Reyes Católicos.
Alojado en la Biblioteca del Palacio Real de Madrid, el Cancionero de Palacio (1474-1516), reúne más de cuatrocientas composiciones de diversos autores amén de un buen número de otros innominados. Juan del Encina (1468 - 1529) -poeta, dramaturgo y músico salmantino- destaca por encima de los demás con unas sesenta obras. El Cancionero constituye una antología de la canción polifónica que se pudo escuchar durante el reinado de los Reyes Católicos. De hecho, la corte de Isabel y Fernando se convirtió en centro de la actividad musical, y atrajo a muchos instrumentistas y compositores en su mayoría españoles. No hay que pensar por ello que estas canciones se escuchaban exclusivamente en la corte. Diversidad de escenarios e instrumentación, según disponibilidad y contexto, estaban probablemente a la orden del día.
Recopilado, como decíamos, durante al menos un periodo de cuarenta años, evidencia cambios en estilo y forma y acoge gran cantidad de temas (histórico-político, caballeresco, amoroso, religioso, etc.), así como diversas formas musicales, desde elaboradas piezas hasta sencillas composiciones de marcado carácter popular. Aunque la mayoría de las canciones están en castellano, también encontramos algunas en francés o portugués, y otras que mezclan idiomas como el estrambote Fata la parte.

Fuentes:
Lucía Díaz Marroquín
YouTube 
Wikipedia

26 de enero de 2014

Hanaq pachap kusikuynin





Obra extraída del álbum: Corpus Christi à Cusco
Interpreta: Ensemble Elyma, Schola Cantorum Cantate Domino
Dirige: Gabriel Garrido

Hanac pachap kusikuynin es a la vez un himno cristiano de adoración a la Virgen María identificándola con las Pléyades y otros objetos de adoración por los indígenas de los Andes. Está escrito en lengua Quechua para 4 voces en versos Sáficos –un total de 20– para ser cantados en Procesión. La melodía se basa en la canción folklórica española ¿Con qué la lavaré?
Fue la primera y más antigua obra polifónica en imprimirse en América (Perú 1631), la cual aparece en la parte final del manual para Sacerdotes escrito en Quechua y español, titulado Ritual formulario, e institucion de curas, para administrar a los naturales de este reyno, los santos sacramentos del baptismo, confirmacion, eucaristia, y viatico, penitencia, extremauncion, y matrimonio, con aduertencias muy necessarias de Juan Pérez de Bocanegra.
La autoría de Hanac Pachap podría corresponder a un autor indio anónimo, pero en el libro, Bocanegra se atribuye la autoría de la música y la letra. Su mérito, en todo caso, es el registro y rescate para la posteridad de esta joya musical. Juan Pérez recomendó cantar este himno a la Virgen, mientras los fieles entraban a la Iglesia. 

Aunque no se conoce mucho de su biografía, de Pérez de Bocanegra (?1598 – fl. 1631), se sabe que fue uno de los más importantes clérigos que conocieron el idioma quechua y la vida rural de esta parte del Virreinato del Perú. 
Entre otras actividades desempeñadas a lo largo de su vida, fue maestro de Latín en la Universidad de San Marcos de Lima, luego pasó a vivir al Cusco, siendo cantor de la Catedral de esta ciudad, donde fue  examinador de la Diócesis, para los idiomas nativos Quechua y Aymara. Llegó a ser Canónigo Magistral en dicha catedral, a cargo de la Doctrina; además fue administrador de los inmensos bienes del marquesado de Oropesa de Santiago y finalmente pasó a ser párroco del poblado de Andahuaylillas, frente al monte Qoriorqo (monte del oro).
Como párroco de Andahuaylillas, en Quispicanchi, al sur de Cusco (Cuzco), Perú; agrandó y embelleció la iglesia de tal manera que recibe hoy, merecidamente, el calificativo de Capilla Sixtina de los Andes.
Para ella mandó construir dos órganos que aún se conservan como los más antiguos de Latinoamérica (ca. 1610), y allí debió estrenarse este himno cargado de misterio, por su sabiduría y contenido.
A él se deben los programas evangelizadores que se pintaron en los muros del templo de Andahuaylillas, y la decoración del mismo. Fue quien comprometió al pintor Luis de Riaño a trabajar los murales y algunos de los lienzos que admiramos hoy en el templo.
Bocanegra dominó el idioma quechua en tal grado, que pudo escribir la primera gramática fonética hispano-quechua, y la obra Ritual formulario e Institución de curas (1631) en la que se incluye el Hanac Pachap Cussicuinin.
Puedes encontrar más información sobre esta composición, así como la partitura en Otras Cosas.

Normalmente sólo se cantan las dos primeras estrofas de este himno, el cual está compuesto por un total de 20:

LETRA:

I
Hanaq pachap kusikuynin
Waranqakta much'asqayki
Yupayruru puquq mallki
Runakunap suyakuynin
Kallpannaqpa q'imikuynin
Waqyasqayta.

II
Uyariway much'asqayta
Diospa rampan Diospa maman
Yuraq tuqtu hamanq'ayman
Yupasqalla, qullpasqayta
Wawaykiman suyusqayta
Rikuchillay.


III
Chipchiykachaq qatachillay
Punchaw pušaq qiyantupa
Qam waqyaqpaq, mana upa
Qisaykikta hamuy ñillay
Phiñašqayta qišpichillay
Šušurwana.

IV
Ñuqahina pim wanana
Mitanmanta sananmanta
Tiqsi machup churinmanta
Llapa yalliq millaymana
Muchapuway yašuywana
Wawaykikta.

V
Wiqikta rikuy pinkikta
Sukhay sukhay waqachkaqman
Šunqu qhiwi phutichkaqman
Kutirichiy ñawiykikta
Rikuchiway uyaykikta
Dyuspa maman.

VI
Hanaq pachap qalla šanan
Kanchaq punchaw tutayachiq
Killa paqša rawrayachiq
Anqelkunap quchukunan
Hinantinpa rirpukunan
Kawsaq pukyu.

VII
Qhapaqmanta miraq šuyu
Qhapaqkunap Qhapaqninpa
Ñawpamanta wachaqninpa
Gracia šuquq, aklla phuyu
Qampim šuyan tiqsi muyu
Dyus kušichiq.

VIII
Quri wantu Dyus purichiq
Huk šimiwan huñišpalla
Dyus churikta chaypachalla
Wiksaykipi runakachiq
Ukhuykipi kamakachaq
Runap marqan.

IX
Wayna wallpap kušip marqan
Pukarampa qišpi punkun
Awašqaykim, yupay unkun
Qamtam allwiqpaq akllarqan
Kikiykipitaq munarqan
Runa kayta.

X
Ušachipuway kawsayta
Purum tasqi hupaykuyway
Dyus sisaq inkill wiwa
Maymantañach, Aquyayta
Ušachiyman, qam mamayta
Qatachillay.

XI
Kanchaq rawraq, suma killa
Chiqan punchawpa siqaynin
Hinantinpa šuyakuynin
Qam millaqpaq chuqi illa
Mana yawyaq pampa killa
Dyuspa llaqtan.

XII
Qamman Quya pillam paqtan
Tukuy šantokunamanta
Llapa Angelkunamanta
Supaypa umanta waqtan
Allpawan tupukta taqtan
Šutillayki.

XIII
Ñukñu ruruq chunta mallki
Runakunap munay kallcha
Pukay-pukay sumaq phallcha
Šutarpu tukuchiq khallki
Titu wachiq nawillayki
Qišpi wampu.

XIV
Qammi kanki Qhapaq tampu
May-may kamapaš uyaylla
Qatiqiykipaq munaylla
Hatun šunqupaš hayrampu
Kumuykuqkunapaq llampu
Wakchay khuya.

XV
Wichqaykušqa kuši muya
Qhapaq yayap khaynakuna
Yupay tika, akllakuna
Jesus puriqchiq uruya
Pillqu chantaq kanchaq khuya
Šuyakunqay.

XVI
Sapallaykin qimikunqay
Kanki mama, kay pachapi
Ña wañuptiy huq pachapi
Kušikuyman thatkikunqay
Quchukayman yaykuykunqay
Qhapaq punku.

XVII
Animayta uturunku
Qallu llullmiywan llullašpa
Pallqu kawsayman pupašpa
Muyupuwan chunku-chunku.
Chayñan maywaq intuykunku
Wantunqanpaq.

XVIII
Hucha supay ayqinqanpaq.
Yanapaway kallpaykiwan
Hinašpari wawaykiwan
Kay wakchaykip kaynanqanpaq
Mana tukuq kawsanqanpaq
Atawchaway.

XIX
Quri qullqa, qullqi chaway
Tita yachaq, waqaychaqa
Qhapaq mikuy aymuranqa
Muchunqayta amachaway
Allin kaypi samachiway
Qišpinqaypaq.

XX
Gloria kachun Dyus yayapaq
Dyus churipaq hinallataq
Santo Espiritu paqwantaq
Kachun gloriya, wiñayllapaq
Kawsaykunap, kawsayninpaq
Kuši kachun, Amen.

XXI
Manaraq pacha tiqsišqa kaptin Sapay Quya,
Dyusninchikmi, kikinpaq akllašurqanki.

Fuentes:
MusicaAntigua
Enrique Guerrero
Juan Pérez de Bocanegra, su Ritual Formulario...