Páginas

6 de febrero de 2011

Pues que jamás olvidaros

Pues que jamás olvidaros
no puede mi coraçon,
si me falta galardón,
¡Ay, que mal hize en miraros!

Será tal vista cobrar,
gran dolor y gran tristura.

Será tal vista penar,
si me fallece ventura.

Mas si vos, por bien amaros
queréis darme galardón,
no dirá mi coraçon:
¡Ay, que mal hize en miraros!

Pues que jamás olvidaros, Juan del Encina (1468 - 1529)
"Cancionero Musical de Palacio" - S. XV/XVI

Ensemble Accentus
Director: Thomas Wimmer.



Juan del Encina (Encina de San Silvestre, Salamanca 1468 - León 1529), fue un poeta, músico y autor teatral español, de la época de los Reyes Católicos. Perteneció, junto con Juan de Anchieta entre otros, a la primera época de la llamada escuela polifónica castellana, una de las más importantes de España.

El Cancionero de Palacio (Madrid, Biblioteca Real, MS II - 1335), llamado a veces Cancionero Musical de Palacio (CMP) y también conocido como Cancionero de Barbieri, es un manuscrito español que contiene música del Renacimiento. Las obras que posee están recopiladas durante un periodo de unos cuarenta años, desde el último tercio del siglo XV hasta principios del XVI, tiempo que coincide aproximadamente con el reinado de los Reyes Católicos.
Alojado en la Biblioteca del Palacio Real de Madrid, el Cancionero de Palacio (1474-1516), reúne más de cuatrocientas composiciones de diversos autores amén de un buen número de otros innominados. Juan de la Encina (1468 - 1529) -poeta, dramaturgo y músico salmantino- destaca por encima de los demás con unas sesenta obras. El Cancionero constituye una antología de la canción polifónica que se pudo escuchar durante el reinado de los Reyes Católicos. De hecho, la corte de Isabel y Fernando se convirtió en centro de la actividad musical, y atrajo a muchos instrumentistas y compositores en su mayoría españoles. No hay que pensar por ello que estas canciones se escuchaban exclusivamente en la corte. Diversidad de escenarios e instrumentación, según disponibilidad y contexto, estaban probablemente a la orden del día.
Recopilado, como decíamos, durante al menos un periodo de cuarenta años, evidencia cambios en estilo y forma y acoge gran cantidad de temas (histórico-político, caballeresco, amoroso, religioso, etc.), así como diversas formas musicales, desde elaboradas piezas hasta sencillas composiciones de marcado carácter popular. Aunque la mayoría de las canciones están en castellano, también encontramos algunas en francés o portugués, y otras que mezclan idiomas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada