Páginas

17 de julio de 2011

¡Salga el torillo hosquillo!

Las relaciones musicales entre lo andaluz y lo americano viene de antiguo. En este sentido, resulta particularmente llamativa la asociación que se ha establecido entre una pieza andaluza y el repertorio colonial.
Se trata del villancico Salga el torillo hosquillo (Una alegoría taurina sobre el Niño Jesús y su lucha contra el mal, simbolizado en este caso por un toro), compuesto por Diego José de Salazar (c.1660 - 1709), maestro de capilla de la Catedral de Sevilla entre 1685 y 1709, y conservado actualmente en dos versiones en el Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia, en Sucre.



Que este villancico sevillano, se haya convertido en una de las piezas de la música virreinal por antonomasia, nos indica hasta qué punto Andalucía y América fueron y van unidas de la mano.


¡Salga el torillo hosquillo! - Diego José de Salazar (c.1660 - 1709).
(Villancico. Archivo Nacional de Bolivia, Sucre).
Ensemble Elyma
Director: Gabriel Garrido.



¡Salga el torillo hosquillo!
¡Ho! ¡Ho! ¡Ho! ¡Ho!

Pero ¡No!
¡Que se aguarde!
¡Que se espere!
¡Que se tenga!
Mientras me pongo
en cobro, en cobro yo.
¡Ho! ¡Ho! ¡Ho! ¡Ho!

Mas ¡ay, qué fiero!
el toro ligero corriendo salió
tras mi bien.
Pero ¡no! ¡Tras mí!
¡Yo le ví!
al amado dueño mío;
¡Yo le ví!
que le está esperando el niño;
¡Yo le ví!
ti, ti-ri-ti, tiritando.
Ti, ti-ri-ti, tiritando,
no de miedo, sino de frío.

Pero ¡No!
¡Que se aguarde!
¡Que se espere!
¡Que se tenga!
Mientras me pongo
en cobro, en cobro yo.
¡Ho! ¡Ho! ¡Ho! ¡Ho!

Del vulgo de las nubes,
se despejó la plaza,
poblando las estrellas,
del cielo las ventanas.

¡A fuera todo el mundo,
a fuera y hagan plaza!
Que el toro es un demonio,
segun muestra en la saña.

¡Salga el torillo hosquillo!
¡Ho! ¡Ho! ¡Ho! ¡Ho!

Pero ¡No!
¡Que se aguarde!
¡Que se espere!
¡Que se tenga!
Mientras me pongo
en cobro, en cobro yo.
¡Ho! ¡Ho! ¡Ho! ¡Ho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada