Páginas

13 de marzo de 2014

Con amores, la mi madre




Juan de Anchieta (c.1462 - 1523)
Cancionero Musical de Palacio - (S. XV/XVI)

The Sixteen
Harry Christophers

Partitura

Con amores, la mi madre,
con amores m´adormi.

Así dormida soñaba,
lo qu´el corazón velaba,
Qu´el amor me consolaba,
Con mas bien que merecí.

Adormecióme el favor,
Que amor me dió con amor,
dió descanso a mi dolor,
la fe con que le serví.

Juan de Anchieta (Azpeitia (Guipúzcoa), ca. 1462 - Azpeitia, 30 de julio de 1523), sacertote y compositor español del Renacimiento.
Fue cantor en la capilla real de Isabel la Católica (1489-1495), maestro de capilla de su hijo, el príncipe Juan (1495-1497) y —tras la muerte de Isabel en 1504— capellán y cantor de su hija Juana la Loca. Anchieta viajó a Flandes como miembro del séquito de Juana y también pasó por Inglaterra durante el viaje de vuelta en 1506 junto con la capilla de su marido, Felipe el Hermoso, a la que pertenecían compositores tan prestigiosos como Pierre de la Rue y Alexander Agricola. Por una declaración de Carlos V de 1519 se sabe que Anchieta dejó de servir a Juana en Tordesillas ese año debido a la avanzada edad del músico, y poco después se retiró.
La presencia significativa de obras de Anchieta en un manuscrito de la Catedral de Segovia, que contiene abundante repertorio franco-flamenco, indica no sólo el liderazgo de Anchieta entre los compositores españoles de música religiosa de la época, sino también que probablemente sus conexiones internacionales podrían remontarse a un período anterior a su contacto con la capilla flamenca de Felipe el Hermoso. Aunque se supone que durante los años en que estuvo al servicio de las capillas palaciegas debió de componer un número de obras mucho mayor, hoy en día solamente pueden atribuírsele con certeza las dieciséis composiciones que aparecen en los manuscritos asociadas con su nombre. Gracias al Cancionero de Palacio, la recopilación del repertorio musical de la capilla real copiada aproximadamente entre los años 1500 y 1520, han llegado hasta nosotros cuatro obras polifónicas atribuidas a Juan de Anchieta, todas ellas compuestas a partir de poemas en lengua castellana. Tres de estas obras presentan la forma del villancico: una de ellas, la que comienza con el verso Con amores, la mi madre, aparece compuesta a cuatro voces, mientras que las otras dos, Doncella madre de Dios y Dos ánades madre, figuran como obras a tres partes. Junto a ellas aparece también en este cancionero una cuarta obra supuestamente compuesta por Anchieta: el romance a cuatro voces En memoria d’Alixandre. El resto de la producción musical de Juan de Anchieta corresponde al repertorio litúrgico y consiste tres misas, dos Magnificat, cuatro pasiones, alrededor de catorce motetes (algunos de atribución dudosa) y cuatro obras en castellano. 

Versión instrumental del villancico.



Ensemble Accentus
Thomas Wimmer.

El Cancionero de Palacio (Madrid, Biblioteca Real, MS II - 1335), llamado a veces Cancionero Musical de Palacio (CMP) y también conocido como Cancionero de Barbieri, es un manuscrito español que contiene música del Renacimiento. Las obras que posee están recopiladas durante un periodo de unos cuarenta años, desde el último tercio del siglo XV hasta principios del XVI, tiempo que coincide aproximadamente con el reinado de los Reyes Católicos.
Alojado en la Biblioteca del Palacio Real de Madrid, el Cancionero de Palacio (1474-1516), reúne más de cuatrocientas composiciones de diversos autores amén de un buen número de otros innominados. Juan del Encina (1468 - 1529) -poeta, dramaturgo y músico salmantino- destaca por encima de los demás con unas sesenta obras. El Cancionero constituye una antología de la canción polifónica que se pudo escuchar durante el reinado de los Reyes Católicos. De hecho, la corte de Isabel y Fernando se convirtió en centro de la actividad musical, y atrajo a muchos instrumentistas y compositores en su mayoría españoles. No hay que pensar por ello que estas canciones se escuchaban exclusivamente en la corte. Diversidad de escenarios e instrumentación, según disponibilidad y contexto, estaban probablemente a la orden del día.
Recopilado, como decíamos, durante al menos un periodo de cuarenta años, evidencia cambios en estilo y forma y acoge gran cantidad de temas (histórico-político, caballeresco, amoroso, religioso, etc.), así como diversas formas musicales, desde elaboradas piezas hasta sencillas composiciones de marcado carácter popular. Aunque la mayoría de las canciones están en castellano, también encontramos algunas en francés o portugués, y otras que mezclan idiomas como el estrambote Fata la parte.

Fuentes:
Lucía Díaz Marroquín
YouTube 
Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada