Páginas

25 de marzo de 2014

¿Con qué la lavaré?





¿Con qué la Lavaré?
Juan Vásquez (c.1510 - desp.1560)
Recopilación de sonetos y villancicos a cuatro y a cinco voces, Sevilla, 1560.
Intérprete: La Colombina

Texto:

¿Con qué la lavaré
la tez de mi cara?
¿Con qué la lavaré
que bivo mal penada?

Lávanse las galanas
con agua de limones;
lávome yo, cuitada,
con ansias y pasiones.

¿Con qué la lavaré? de Juan Vásquez, es un villancico de inspiración bucólica cargado de todo el simbolismo de la poesía popular de su tiempo (por ejemplo, la referencia al agua de limones, siendo los cítricos considerados como afrodisíacos en ésta época).

Las principales formas musicales profanas en la España del siglo XVI, también conocido como Siglo de Oro, son el Villancico y el Romance. Podemos definir el Villancico como una composición estrófica en la que se suceden estribillo y coplas, mientras que el romance está compuesto de estrofas de cuatro versos, cada uno con su cadencia, generalmente construído de forma silábica en relación a la música. El Romance estuvo muy de moda en el siglo XV, y aunque algo menos durante el siglo XVI, se encuentran ejemplos del mismo a lo largo de todo el siglo en las distintas recopilaciones.
Una variante de la forma villancico la hallamos en la Canción, que difiere de éste en el número de versos, así como en la utilización de recursos expresivos tales como la utilización de un cantus firmus o el contrapunto imitativo.

Juan Vásquez (c. 1510, Badajoz - después de 1560, Sevilla), fue un sacerdote y compositor español del Renacimiento. A pesar de ser extremeño, se le considera vinculado al grupo de los compositores renacentistas andaluces, entre los que encontramos a compositores tan conocidos como Francisco Guerrero o Cristóbal de Morales. Se le conoce principalmente por su obra profana compuesta de villancicos, canciones y sonetos (madrigales), y por la única obra religiosa que ha llegado hasta nosotros, su monumental Agenda defunctorum.

Todas las obras que han sobrevivido de Juan Vásquez se encuentran publicadas en tres libros editados en Andalucía:

- Villancicos y canciones a tres y a cuatro (1551).
- Agenda defunctorum (1556).

[Lectio I, II & III (Agenda Defunctorum)] 


- Recopilación de sonetos y villancicos a cuatro y a cinco voces (1560).

Posiblemente escribió más libros de los que no ha sobrevivido ningún ejemplar, como se desprende del soneto escrito por el licenciado Alonso de Barrera elogiando a Juan Vásquez y su música:

Y deste, imaginar y concertalla
Juan Vásquez tanta parte y tal alcanza,
qual muestran muchos libros que ha compuesto.

A diferencia de otros compositores también sacerdotes, Vásquez publicó sus obras de argumento profano, incluyendo obras de tema amoroso, sin convertirlas a lo divino. Algunos de los textos de sus obras se deben a conocidos poetas y literatos de la época, como Juan Boscán, Garcilaso de la Vega, Gil Vicente o el Comendador Escrivá. Otros, por el contrario, se basan en textos poéticos y refranes de carácter popular. Además, gran parte de sus villancicos están construidos sobre melodías populares.



En estas composiciones de temática profana, Vásquez hereda la tradición de los villancicos y romances de carácter popular de finales del siglo XV, como los popularizados por Juan del Encina o Francisco de la Torre, pero iniciando una paulatina evolución hacia el madrigal italiano.

Belarmo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada