Páginas

28 de noviembre de 2014

Vedrò con mio diletto




Philippe Jaroussky, contratenor
ENSEMBLE MATHEUS
Jean-Christophe Spinosi, director

Antonio Lucio Vivaldi (1678 † 1741)
Imagen: Lady Godiva by John Collier

Giustino RV717
Vedrò con mio diletto - Anastasio

Vedrò con mio diletto
I'alma dell'alma mia,
il cor del mio core
pien di contento.

E se dal caro oggetto
lungi convien che sia,
sospirerò penando
ogni momento.

TRADUCCIÓN:

Veré con deleite
al alma del alma mía,
el corazón de mi corazón
lleno de alegría.

Y si del querido sujeto
lejos conviene que esté,
suspiraré penando
cada momento.

Partitura

Il Giustino (título original en italiano; en español, Justino, RV 717) es una ópera en tres actos del compositor Antonio Vivaldi, compuesta en 1724 sobre un libreto viejo y muchas veces retocado del conde Nicolò Beregan (1683) y ulteriormente rehecho para la edición musicada por Vivaldi (quizá para la ópera de Antonio Maria Lucchini ya libretista de la Tieteberga y a continuación del Farnace).
Esta obra fue un encargo a Vivaldi realizado por Federico Capranica para el Teatro Capranica, el cual pertencía a su familia, tras el éxito del Ercole su'l Termodonte en 1723, pero fue ejecutada sólo después de la muerte del comitente como segunda ópera de la temporada de carnaval en 1724. 
Igualmente fue la última ópera compuesta por el maestro veneciano para Roma.

En el acto I se ve la coronación de Anastasio como emperador de Bizancio y su matrimonio con la emperatriz Arianna, pero la espléndida fiesta en el palacio imperial se ve perturbada por noticias alarmantes: la armada de Vitalino, tirano de Asia Menor, está a punto de sitiar la ciudad. Vitalinio negocia las condiciones de paz estipulando que Arianna debe casarse con él y Anastasio rechaza el ofrecimiento y se prepara para la guerra. Giustino, un simple campesino, sueña un día que la diosa de la fortuna le promete gloria, riqueza y un trono si sigue su destino; cuando despierta, Leocasta, hermana de Anastasio, aparece corriendo perseguida por un oso; entonces Giustino mata al animal y Leocasta se da cuenta que no sólo es un hombre amable sino también valiente y lo invita a la corte convirtiéndolo en soldado de la armada imperial. Vitalinio captura a Arianna e intenta seducirla pero se enfrenta a la fidelidad de la emperatriz y enojado ordena que sea encadenada a una roca y enfrente la voracidad  de un monstruo marino.

En el acto II, cuando el monstruo se acerca para devorar a Arianna, Giustino le da muerte y la libera. Anastasio captura a Vitalinio y victorioso es coronado con laureles en su palacio, pero no falta el malvado de la historia: el general Amanzio, celoso de que un campesino sea reconocido por el emperador, decide despertar sus celos diciéndole que Giustino planea quitarle el trono y quedarse con Arianna.

En el III acto todo se complica porque Arianna, en agradecimiento, le regala a Giustino un cinturón de piedras preciosas que su marido le había dado tiempo atrás y al verlo Anastasio cree en lo dicho por Amanzio y condena a muerte a Giustino y acusa de adulterio a Arianna. Giustino se despide de Leocasta de la cual está enamorado y es correspondido y ella jura liberarlo o morir junto a él. Amanzio, aprovechando el encarcelamiento de Giustino arrebata el trono a Anastasio y se corona emperador, pero Giustino se escapa con ayuda de Leocasta y vuelve al bosque donde nuevamente se queda dormido. Vitalinio está a punto de asesinarlo cuando se le aparece el espectro de su padre anunciándole que Giustino es su hermano y ambos se abrazan y deciden juntos devolver el trono a Anastasio. Mientras esto pasa, Amanzio hace conducir encadenados a su presencia a Anastasio y Arianna y someterlos a tremendas torturas, pero se escuchan trompetas y el grito del pueblo anuncia la llegada de Giustino y Vitalinio quienes liberan a los emperadores y encarcelan a Amanzio. Anastasio pide perdón por sus celos, nombra amigo a Vitalinio y concede la mano real de Leocasta y la mitad de su reino a Giustino.

Fuentes:
Wikipedia
Opera para todos

1 comentario:

  1. ¡Qué delicia de melismas: tan largos, delicados y piano! ¡Gracias! No lo conocía la partitura pero pienso escucharla a menudo.

    ResponderEliminar