Páginas

29 de julio de 2011

Dime, triste coraçón

DIME, TRISTE CORAÇÓN - Francisco de la Torre (1460 - 1504).
Cancionero de la Colombina, S. XV.
Hespérion XX
Director: Jordi Savall.




Dime, triste coraçón,
¿Por qué callas tu pasión?
Cativo no sé qué diga;
a quien sirvo es mi enemiga,
plázele con mi fatiga,
desespero galardón.

El Cancionero de la Colombina (Sevilla, Catedral Metropolitana, Biblioteca Capitular y Colombina, Ms. 7- I - 28), o Cancionero Musical de la Colombina (CMC), es un manuscrito español que contiene música del periodo renacentista de finales del siglo XV. El manuscrito fue copiado durante el reinado de los Reyes Católicos, posiblemente entre las décadas de 1460 y 1480. Es por tanto anterior al famoso Cancionero de Palacio. Su autoría se debe a un único copista, pero se ignora el centro musical o capilla del que procede. 
En el año 1534 fue comprado por el segundo hijo de Cristóbal Colón, el bibliófilo Fernando Colón, quién lo agregó a su riquísima biblioteca sevillana de más de 15.000 volúmenes, conocida como Biblioteca de la Colombina. A su muerte, la biblioteca pasó a la Catedral de Sevilla, donde aún se conserva. 
El cancionero contiene actualmente 95 piezas musicales, algunas de ellas incompletas. De ellas 53 permanecen anónimas. Varios de los compositores han podido identificarse por encontrarse sus obras en otros cancioneros, principalmente el Cancionero de Palacio y el Cancionero de Montecassino. El repertorio del manuscrito es muy variado y entre los géneros musicales representados, encontramos canciones, villancicos, romances y ensaladas. Muchos de los villancicos y canciones son de tema religioso, especialmente mariano. Dos de las piezas son en francés y 12 son composiciones litúrgicas en latín. También se encuentran dos versiones breves del Canto de la Sibila en castellano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada