Páginas

24 de septiembre de 2011

O decus virgineum

Francisco Peñalosa parece ser que nació en Talavera de la Reina en el probable año de 1470. Formó parte de la capilla de Fernando el Católico, como capellán y cantor, teniendo compañero a Anchieta. Fue sacerdote, preceptor del infante Fernando, canónigo de la catedral de Sevilla, luego estuvo al servicio del papa Leon X, y por último arcediano en Carmona, donde muere en 1528.
Fue según diversas fuentes contemporaneas el compositor más prolífico de su época. Conocemos de él seis misas, treinta motetes, tres lamentaciones, seis magnificat, cuatro himnos, once canciones castellanas, recopiladas en el Cancionero de Palacio.



Francisco de Peñalosa (Talavera de la Reina, 1470 - Sevilla, 1528)

Intérpretes: Ensemble Cantus Figuratus & Dominique Vellard
Imágenes: Vidrieras de la Catedral de Sevilla

O decus virgineum,
O dulcis domina Dei mater,
quæ omnium corda rapis ad ethera fidelium.
O vita, quæe tuos cælestibus nutris alimentis,
clamamus ergo, in hac lacrimarum valle.
Surge, adiuva nos, Regina cæli,
paradisi porta, quia quotidie in acie versamus,
et tecum, semper virgo, sit gloria nostra, Amen.


¡Oh, Virgen gloriosa!
¡Oh, dulce señora Madre de Dios!
que alegras los corazones de todos los creyentes.
¡Oh, vida! que nutres nuestros corazones
con alimentos celestiales,
por ello, lloramos en este valle de lágrimas.
Levántate y ayudanos, Reina del Cielo,
puerta del paraíso, porque cada día es una lucha y podemos ganarla con tu ayuda, Virgen eterna, gloria nuestra. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada