Páginas

19 de octubre de 2011

Sana me Domine



Juan Vásquez (Badajoz, 1500 - Sevilla, 1560)
Capilla Peñaflorida
Director: Josep Cabré



Agenda Deffunctorum (Sevilla, 1556)

Sana me Domine, et sanabor.
Salvum me fac et salvus ero.
quoniam laus mea tu es.
Miserere mei quoniam infirmus sum.
sana me Domine, et sanabor.

.........................................................

Sáname Señor, y seré sanado.
Sálvame y seré salvado,
porque tú eres mi alabanza.
Apiádate de mi porque estoy enfermo.
Señor, sáname y seré sanado.

..........................................................

Cleanse me Lord, and I will be healed.
save me and I will be saved,
for you are the one I praise.
Have mercy on me, for I am weak;
Cleanse me Lord, and I will be healed.

.........................................................

Juan Vásquez (c. 1500, Badajoz - después de 1560, Sevilla) fue un sacerdote y compositor español del Renacimiento. A pesar de ser extremeño, se le considera vinculado al grupo de los compositores renacentistas andaluces, entre los que encontramos a compositores tan conocidos como Francisco Guerrero o Cristóbal de Morales. Se le conoce principalmente por su obra profana compuesta de villancicos, canciones y sonetos (madrigales) y por la única obra religiosa que ha llegado hasta nosotros: su monumental Agenda Defunctorum.

La Agenda Defunctorum es la única obra sacra de Juan Vásquez que ha llegado hasta nosotros. Fue publicada en Sevilla, en 1556, por el impresor Martín Montes de Oca y fue dedicada a Juan Bravo de Morata, hijo de Martín Bravo Morata, familia procedente de Lorca. Hasta ahora se han encontrado dos ejemplares del libro: uno en la Biblioteca de la Diputación de Barcelona y otro en el Archivo de la Catedral de Valladolid.

Es una obra monumental por su número de piezas, calidad e inspiración. Además, es la obra más completa de este género entre todas las compuestas por los polifonistas del Renacimiento. Muchos compositores compusieron Misas de difuntos y partes sueltas del Oficio de difuntos, como motetes, salmos o responsorios. Pero Vásquez es el único que desarrolló la totalidad de la Misa y el Oficio de difuntos de una manera unitaria y coherente.

La Agenda Defunctorum consta de 27 números en total: 18 para el Officium defunctorum (Oficio de difuntos) y 9 para la Missa pro defunctis (misa de difuntos). El Oficio defunctorum consta de 1 invitatorio con su salmo, 9 antífonas, 5 lecciones, 1 responsorio, el cántico de Zacarías y el Requiescant in pace, Amen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada