Páginas

8 de agosto de 2013

El Aria




Sventurati miei sospiri  es un aria perteneciente a la cantata Il Pianto di Maria compuesta por Giovanni Battista Ferrandini (1710-91) hasta hace poco atribuida a Haendel como HWV 234.

Ann Sofie von Otter
Musica Antiqua Köln
Reinhard Goebel

Sventurati miei sospiri
Se quest'alma non sciogliete,
Molto poco voi potete
Molto lieve e il mio dolore
Atrocissimi martiri
che in humor gli occhi stillate,
Poco e il duol se non stemprate
Tutto in lagrime anche il core.

El Aria es una composición musical para voz solista con acompañamiento instrumental. Solía formar parte de una ópera, oratorio o cantata. Brindaba una pausa lírica en la acción dramática, durante la cual un personaje podía comentar algún aspecto del drama. A menudo se trataba también de una pieza de dificultad, escrita a la medida de las características del cantante.  
Como pieza independiente y meramente instrumental, el aria se encuadra en el mundo de la Suite. Es en este caso una pieza de carácter cantábile, de movimiento lento, de compás binario o ternario, y con profusa ornamentación. Su forma musical es la misma que la de la Allemande. Podemos ver ejemplos  en la 3ª Obertura y en la 4ª Suite francesa de J.S.Bach.
Hablando del aria como forma vocal, hay que decir que tiene por naturaleza una función lírica, musical y expresiva que la separa del Recitativo. 
El aria se originó en Italia a finales del siglo XVI como solo breve. Con ese nombre se solía referir a una canción estrófica (es decir, que tiene la misma música para las mismas estrofas de texto).
Los compositores de principios del siglo XVII desarrollaron el aria de bajo estrófico, en la cual el bajo se mantenía constante pero la melodía variaba. Este tipo de arias fueron adoptadas por los antiguos compositores de ópera, como el italiano Claudio Monteverdi.
Un maestro especial de esta forma fue el compositor inglés Henry Purcell.



Petteri Salomaa (Bajo-Barítono) y Les Arts Florissants, dirigidos por William Christie intepretan el aria What Power Art Thou perteneciente a la ópera de H. Purcell King Arthur.

Poco antes de 1650 apareció una nueva forma de aria, que dominó la música operística hasta cerca de 1750. Se trataba del aria da capo, escrita en tres secciones: ABA. Para indicar la sección A repetida, los compositores simplemente escribían la directiva da capo (en italiano, 'desde el principio') después de la sección B. El aria da capo se convirtió en una estructura musical larga con la sección B en una tonalidad contrastada. Por lo general la sección de introducción instrumental precedía a la sección A, y había un interludio que separaba las secciones A y B. Los cantantes aprovechaban la sección repetida A para efectuar variaciones virtuosas improvisadas. Alessandro Scarlatti, el célebre compositor de óperas italiano, ayudó a establecer el uso casi universal del aria da capo. A finales del siglo XVIII, el compositor alemán Georg Friedrich Händel la usó en sus óperas y oratorios, mientras que su contemporáneo Johann Sebastian Bach la utilizó en sus oratorios y cantatas.



Erbarme dich, mein Gott es un Aria para contralto, solo de violin, 2 violines, 1 viola y bajo continuo que pertenece al oratorio 'Matthäuspassion', BWV 244 de Johann Sebastian Bach.

A finales del siglo XVIII, los reformadores de la ópera, como el alemán Christoph Willibald Gluck, reaccionaron contra el aria da capo, empleando otras variedades. Wolfgang Amadeus Mozart y otros compusieron a menudo arias con dos secciones contrapuestas. También se hizo popular incluir una cavatina de sección única.
El romanticismo del siglo XIX impulsó una amplia variedad de formas de aria. La ópera italiana influyó determinantemente en los demás géneros operísticos contemporáneos. Compositores como Verdi o Puccini son hitos dentro de esta forma compositiva. Pero a finales del siglo XIX Richard Wagner suprimió las arias casi todas sus obras de madurez y, en lugar de separar la acción del comentario lírico, favoreció la existencia de un espacio prolongado de la música. Si bien muchos de los compositores de ópera del siglo XX siguieron el ejemplo de Wagner, otros siguieron escribiendo arias en formatos muy diferentes.




Scherza infida, Aria de Ariodante, G. F. Haendel
Anne Sophie von Otter, mezzo-soprano

Scherza infida in grembo al drudo.
Io tradito a morte in braccio,
per tua colpa ora men vò.


Ma a spezzar l’indegno laccio,
ombra mesta, e spirto ignudo,
per tua pena io tornerò.


Fuentes: El Aria Musical, Wikipedia, Academia Virtual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada